Blog

La interacción entre los profesores y el fortalecimiento de los colectivos docentes
Anonym
/ Categories: Noticias

La interacción entre los profesores y el fortalecimiento de los colectivos docentes

La mirada de los profesores sobre la tecnología como una herramienta educativa

La interacción entre los profesores y el fortalecimiento de los colectivos docentes

Judith Kalman

DIE CINVESTAV

 

Irán Guerrero

FFyL-UNAM

 

La política actual de distribución de equipos de cómputo (laptops  en 2013 y tabletas, en 2014) es un programa que consiste en entregar un equipo por usuario (modelo uno a uno) a los maestros y alumnos de quinto y sexto grado en algunas entidades del país. Este programa se inscribe en la estrategia 3.1.4 del Plan Nacional de Desarrollo, que indica: Promover la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Como parte de esta estrategia, el documento  Dotación de equipos de cómputo portátiles para niños de quinto y sexto grados de escuelas primarias públicas (Documento Base), también pretende el “fortalecimiento de los colectivos docentes”,  el cual se entiende como “Promover acciones de formación profesional entre los docentes, enfatizando el trabajo entre pares, la reflexión colegiada y la documentación de experiencias innovadoras en el aula” (SEP, 2013, p. 13).

 

Como compromiso de campaña, EPN prometió entregar computadoras a todos los alumnos en quinto y sexto grado de primaria. En su primera versión, en el año escolar de 2013-14 se repartieron 240,000 laptops en tres estados: Sonora, Tabasco y Colima. En el año escolar actual, se optó por entregar tabletas a los niños en los tres estados originales más Puebla, Estado de México y el Distrito Federal. 

 

Desde la primera entrega de equipos acontecida en 2013, la Secretaría de Educación Pública construyó y difundió una plataforma llamada micompu.mx. Se pretendía que fuese  un espacio virtual para alojar herramientas de planeación, materiales didácticos, software para producir objetos culturales, proyectos de colaboración, opciones de socialización así como múltiples recursos bibliográficos y multimedia.

 

Uno de los objetivos de esta plataforma es promover la colaboración e intercambio acerca de los proyectos, materiales y usos de esta tecnología en el aula. Sin embargo, a la fecha, hay poca evidencia de dicha colaboración e incluso de tráfico en la página. Por ejemplo, en la sección “Comparte”, dice “Este espacio fue creado para que consultes y compartas con la comunidad de Primaria TIC, los Retos TIC y las producciones multimedia, así como para que participes en la mejora del portal y sus contenidos a través de encuestas y sugerencias.” (http://www.basica.primariatic.sep.gob.mx/index.php?pagina=comparte)

 

También hay una opción para compartir producciones multimedia como audios, esquemas, imágenes, interactivos, presentaciones, textos y videos. En el año 2014, sólo se habían subido 2 audios, 4 imágenes y 3 presentaciones. Esto da cuenta del poco tráfico en esta sección de la página y de la escasa evidencia de su uso o interés de  los maestros en la misma. Se pueden lanzar distintas hipótesis acerca de por qué los profesores no comparten sus trabajos en este espacio (no es una práctica común, por ejemplo), pero no se puede concluir necesariamente que no realizan audios, presentaciones, videos o esquemas.

 

La sección “Colabora” ofrece un vínculo que lleva al usuario a una página de Red Escolar. Allí se pueden ver diferentes proyectos  colaborativos (fichas de trabajo) y materiales (información sobre diversos temas). En este espacio hay más evidencia de trabajos estudiantiles (http://www.basica.primariatic.sep.gob.mx/descargas/colecciones/proyectos/red_escolar/). Revisamos distintos proyectos (Cuéntame, Los volcanes, Voces de los abuelos) y encontramos una galería de materiales diversos, la mayoría realizados entre los años 2000 y 2005 (http://www.basica.primariatic.sep.gob.mx/descargas/colecciones/proyectos/red_escolar/publi_voces/port_pag_prin.htm).

Facebook: una alternativa para intercambiar y compartir

 

Hasta donde hemos podido darnos cuenta, los profesores utilizan poco la herramienta creada por la SEP para compartir, intercambiar y opinar. Las autoras creamos una cuenta en octubre de 2014; la cuenta fue inhabilitada después de un mes y aunque hicimos una solicitud para registrarnos nuevamente, no recibimos ni un acuse ni la autorización. Eso significa que sólo pudimos explorar lo que está abierto al público.  Lo que nos resulta interesante es que los profesores sí se comunican de otras maneras. Una de ellas es a través de las redes sociales, específicamente en Facebook (FB).

 

En esta red social ha surgido una página mediante la cual los profesores se comunican, hacen preguntas, comparten materiales, solicitan ayuda técnica y plantean problemas. La lectura de esta página revela algunos de los usos que se están dando a las tabletas,  así como algunas ideas y temáticas que circulan entre los profesores. A éstas, subyacen conceptualizaciones acerca de ser maestro, el aprendizaje y sus alumnos.

 

La página de FB se abrió en agosto de 2014 y desde entonces se han ido sumando profesores. Actualmente es un grupo cerrado con 5506 miembros y en su descripción dice:

 

"Es un grupo creado para docentes de quinto grado que este ciclo escolar fuimos beneficiados con tablets para el trabajo en el aula con los alumnos, se pretende que sea un foro de intercambio de experiencias con esta herramienta y juntos ayudarnos a sacar provecho a este dispositivo."

 

En términos generales, los profesores usan FB para enviarse saludos, comentar su vida profesional, compartir y reseñar acontecimientos nacionales, solicitar ayuda con problemas técnicos, circular materiales, y pedir “apoyo” con planeaciones, exámenes y situaciones laborales que surgen en su plantel. También circulan convocatorias para cursos de capacitación, “solucionarios”, exámenes, materiales para las reuniones con padres de familia y planeaciones. En algunas ocasiones los docentes solicitan a sus colegas que les expliquen cómo hacer un reporte o una encuesta que les ha encomendado el director del plantel como parte del proyecto de las tabletas.

 

Los profesores reportan un sinfín de problemas técnicos: tabletas que se congelan, equipos que no se conectan, niños que olvidan su contraseña, pantallas que se descomponen y también piden ayuda con distintos procedimientos para descargar archivos, conectarse al proyector, usar el Google Classroom, entre otros. Sabemos que en un proyecto de estas dimensiones  es muy probable que ocurran este tipo de eventos y que algunos profesores requieran ayuda para resolverlos. Un comentario que se repite con cierta frecuencia es que la ayuda ofrecida por la SEP es insuficiente y que los técnicos tardan mucho en responder; o bien, que sus soluciones no siempre son confiables.

 

Sin embargo, los tropiezos técnicos no son lo que más nos concierne. Sabemos que el buen funcionamiento de los equipos, la señal y los apoyos técnicos son fundamentales y, en la medida en que el proyecto madure, esto podría mejorar. Lo que aquí nos interesa es poner la atención sobre aspectos que nos pueden ayudar a conocer, desde la mirada de los profesores, cómo se usan los equipos y cómo se entiende a la tecnología como una herramienta educativa. Para ello proponemos examinar el tipo de materiales que los profesores comparten y explorar el tipo de evidencias del aula que circulan.

El tipo de materiales que los profesores comparten y solicitan

Nuestra revisión de las entradas que los profesores publican en FB muestra una variedad de materiales didácticos que los docentes ofrecen a sus colegas. Aunque incluyen algunos materiales o propuestas didácticas que los maestros elaboran, éstos son menos frecuentes. Entre los mensajes que revisamos,  subidos en el grupo de FB entre agosto y noviembre de 2014, encontramos solamente dos ejemplos de este tipo. Primero, una actividad que una profesora compartió pero que no es digital, más bien el entorno digital del FB fue un vehículo para mostrar su actividad que consistía en el diseño de unas flores de papel. En dos días la profesora recibió 23 comentarios felicitándola por el trabajo, diciéndole que las flores son muy bonitas, “preciosas”, “buen trabajo”, “hermosas”, “artísticas”. Tres profesores hicieron preguntas: "¿cuál es el tamaño que recomienda?" "¿Cuál es el procedimiento para hacerlas?", y si "¿se exhiben en el salón o se colocan en un block marquilla?" Aparte de los 23 comentarios, recibió 96 likes (“me gusta”). Ésta fue una de las publicaciones que más respuestas generó, y regresaremos a ella más adelante cuando comentemos las interacciones entre los profesores.

 

Otro trabajo de diseño propio que un profesor subió fue una presentación de diapositivas, para repasar el tema de “componentes naturales de la tierra”. En este caso, el material fue preparado para proyectar y exponer al grupo; el profesor fue  quien utilizó la tecnología para diseñar una presentación, elaborar los textos, insertar los textos y organizar el espacio.

 

 

 

El trabajo del profesor amerita algunos comentarios. Hay un uso complejo de recursos representativos como textos, dibujos, colores, formas y tamaños. Algunas diapositivas parecen haber sido diseñadas por el mismo profesor, mientras que otras sugieren que las importó de alguna fuente bibliográfica (pero no reporta ninguna). Vale la pena señalar las diferentes maneras en que representa la información geográfica: compara la altura de las montañas con una gráfica, ilustra diferentes formaciones con una imagen en relieve con un esquema de procesos sobrepuesto,  enumera las cadenas montañosas en una tabla, ubica las montañas en un mapa insertando fotografías y las enlista en una tabla. El profesor usa de manera constante los colores para diferenciar las montañas y las cadenas montañosas; también los usa para enmarcar las definiciones de meseta, llanura, montaña, depresión y valle.

 

Este trabajo recibió diez likes (“me gusta”) y en tres comentarios de los colegas profesores recibió felicitaciones por su trabajo: “gracias por compartir, muy buen trabajo”, “gracias muy buen trabajo”; “muchas gracias, excelente trabajo” y “muy buena presentación gracias maestro”. El hecho de que ninguno de sus colegas preguntara acerca del uso de este material sugiere que hay un entendimiento común acerca de cómo se utilizaría en el aula o que los profesores no tienen la costumbre de indagar y socializar este tipo de asuntos.  También resalta el hecho de que sus colegas tampoco pidieron las fuentes bibliográficas, una explicación acerca de cómo diseñar pantallas como éstas o el origen de las diversas imágenes que utiliza.

  

La mayor parte de los materiales didácticos que los profesores circulan están orientados a “repasar”, “reforzar”,  “ver” y “apoyar” a los alumnos. Se presentan como juegos, retos, problemas de matemáticas básicas, preguntas Verdadero/Falso, sopas de letras, dictados, ejercicios de ortografía, entre otros. Los comentarios que los profesores suelen hacer son agradecimientos por socializar el material (“gracias por compartir”).

 

Los profesores también presentan evidencias del trabajo en el aula. En algunos casos se trata de fotografías de sus alumnos participando en un juego de mesa, colaborando en equipo o exponiendo ante el grupo. Otras veces se trata de fotografías de los trabajos exhibidos o proyectados.  La mayoría de los comentarios son felicitaciones y agradecimientos, y comentarios como “es genial lo que se puede hacer”. Solamente en algunos casos hacen preguntas como “¿Qué aplicaciones utilizaron?” o “Cómo lo conectas al proyector?”. En algunos casos ofrecen sugerencias, por ejemplo, una maestra da pistas sobre cómo hacer este tipo de exposiciones con una recomendación técnica, sin contar con toda la infraestructura: “Como en mi escuela aún no llega la solución del aula (servidor local para los que no tienen Internet), transfiero sus archivos a USB y de ahí al correo y posteriormente al proyector”.

 

En el FB también encontramos algunos intercambios en los cuales los docentes expresaron dudas acerca de materiales o de un procedimiento didáctico. Por ejemplo, un docente pidió la opinión de sus colegas sobre el uso de colores para diferenciar los valores posicionales en la escritura de números. En este caso los participantes explicaron la lógica de este formato, pero además plantearon una crítica interesante: en el uso real de los números, éstos no se codifican con colores. Por ello es mejor que los alumnos aprendan las posiciones.  

Otro intercambio interesante surgió a raíz de la solicitud de una maestra pidiendo recomendaciones de lecturas para los alumnos. El intercambio empieza con una maestra pidiendo títulos de libros que sean de interés de los alumnos de quinto grado que se puedan descargar a la tableta y que no sean cuentos.

 

Un profesor le comenta que la biblioteca de micompu.mx tiene muchas opciones pero la maestra revela que tiene un alumno que lee mucho y no todos los títulos lo atraen. Otra maestra le propone títulos específicos (Sangre de Campeón, El diario de Ana Frank, Percy Jackson). Finalmente el primer profesor propone una lectura de Edgar Allan Poe. Este interés en usar la tablet como lector de textos electrónicos coincide con algunos comentarios que nos han hecho profesores de quinto grado en escuelas del sur de la Ciudad de México, quienes han expresado que la biblioteca de cuentos, novelas, poemas, artículos informativos que micompu.mx incluye les ha resultado muy útil. También este intercambio nos sugiere que a los profesores les ayudaría conocer otros recursos gratuitos de textos que pueden descargar desde Internet a las tabletas. Un trabajo interesante con los alumnos sería mostrarles este tipo de colecciones y permitirles que elijan lo que quieren leer.

 

Pensamos que los intercambios entre los profesores revelan múltiples áreas de oportunidad para el desarrollo profesional docente y brindan elementos para poder pensar en términos concretos y formativos lo que significa el “fortalecimiento de los colectivos docentes”. Algunos de estos elementos sugieren que el trabajo con ellos podría orientarse a fomentar la discusión didáctica, preguntas acerca de contenidos y conceptos; sugerencias de cómo organizar al grupo, formas de evaluación (más allá de exámenes). Hace falta invitarlos a participar en reflexiones profundas y compartidas acerca de los materiales, lo que se hace en el aula, lo que funciona, lo que se observa en los alumnos, lo que el currículo demanda y formas de responder a esta demanda, así como diferentes maneras de trabajo e interacción u opciones para incidir en el aprendizaje de los alumnos, entre otros.

 

Finalmente, es interesante notar que los profesores prefirieron crear un espacio para intercambiar ideas. Este espacio, ubicado dentro de una red social es un recurso fácilmente disponible desde computadoras, tabletas o celulares. Muchas personas cuentan con una cuenta de Facebook y la usan con más frecuencia que su correo electrónico.

 

Esta disponibilidad que la red social ofrece para comentar, intercambiar y compartir recursos, ofrece ventajas en comparación con la plataforma micompu.mx, para la cual los docentes deben contar con una cuenta que no es de uso frecuente y que puede ser desactivada después de cuatro semanas de inactividad. Además, subir una colaboración o producto requiere la aprobación de contenido; es decir, existe un equipo humano encargado de supervisar el contenido de lo que se publicará, lo que dificulta y retarda la publicación inmediata de lo que se desea socializar. En la red social, en cambio, esto ocurre de manera inmediata y ofrece la posibilidad de recibir una respuesta o comentario en un tiempo muy breve. Otra diferencia entre ambos entornos es la frecuencia de la participación: la página de profesores en la red social registra, en algunos días, 20 intercambios o más. Un dato radicalmente diferente de la frecuencia de participaciones que aparecen en la plataforma micompu.mx: 9 producciones en casi 15 meses de operación.

 

*Agradecemos a los profesores cuyos trabajos citamos su anuencia para incluirlos.

 

 

 

Print
7227 Rate this article:
3.0
 

Theme picker